Principal 8 DE MARZO: HUELGA FEMINISTA ¿POR QUÉ?

8 DE MARZO: HUELGA FEMINISTA ¿POR QUÉ?

PH IgualdadEl día 8 de marzo fue adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1977 como el Día Internacional de la Mujer, manteniendo como objetivos prioritarios promover la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y la eliminación de la discriminación contra las mujeres para conseguir su plena participación en la sociedad en las mismas condiciones que los hombres.

Coincidiendo con esta efeméride, se ha convocado en todo el mundo  HUELGA FEMINISTA para reivindicar la igualdad de derechos y oportunidades, y evidenciar el papel de la mujer en los denominados trabajos invisibles, que sostienen la vida cotidiana y la economía y para poner fin a todas las formas de violencia machista.

En España la huelga ha sido convocada por la plataforma Comisión8M, integrada por distintas organizaciones del movimiento feminista. El sindicato CGT ha convocado formalmente huelga general de 24 horas ante el Ministerio de Empleo, por lo que está respaldada por la ley y los sindicatos CCOO, UGT y USO han llamado a realizar paros parciales de dos horas por turno de trabajo  y a acudir a las manifestaciones.

El objetivo es  defender los derechos de todas las mujeres, la igualdad, el fin de la violencia machista, acabar con la brecha salarial y defender la dignidad del trabajo doméstico. Con esta  movilización se quiere evidenciar también el trabajo no remunerado y de cuidados (la denominada economía invisible) que recae en la mujer, como el cuidado de hijos y personas dependientes, o las tareas del hogar.

Con la huelga se quiere evidenciar la oposición clara a la brecha salarial del 25% entre hombres y mujeres. Que las trabajadoras cobran de media el 14,9% menos por hora bruta y porque los puestos de poder en las empresas son en su mayoría para hombres. También contra la violencia de género.

La idea principal es visibilizar que las mujeres siguen realizando la mayor parte del trabajo no remunerado, sufriendo la precariedad laboral con un 73% de parcialidad no deseada, al tiempo que padecen la brecha salarial, el techo salarial (falta de mujeres en puestos directivos) y el acoso sexual. Además, se incluyen entre las reivindicaciones más medios para erradicar la violencia machista y que se deje de utilizar el cuerpo de la mujer como reclamo para el consumo y una educación en valores de igualdad y formación afectivo-sexual que no permita agresiones.

Desde este despacho apostamos por la Igualdad real y  la mejor y única  manera de conseguirla es con acciones y no con palabras. Estamos convencidos que  la Igualdad para la mujer significa progreso para todos.

Deje un comentario

Dinos tu opinión!

Mensaje *

Nombre *

Correo electrónico *