Principal El éxito tecnológico a los 15 años

El éxito tecnológico a los 15 años

Lucía Sánchez es menor de edad, pero ya puede presentarse como CEO de Unicorn Gamer. Así figura en el registro de su aplicación gratuita Crazy Block, que desarrolló con tan sólo 14 años y que ya está disponible para Android e iOS. Además, ha logrado sumar más de 7.000 descargas en pocos meses. Se trata de un juego de móvil en el que un bloque va rompiendo obstáculos para llegar a su meta. A cada nivel se aumenta la dificultad. Es una fórmula simple pero que funciona en todos los juegos arcade. Lucía no es  necesariamente una niña prodigio, su habitación sigue siendo la de una adolescente: hay libros y alusiones al surf. En su cama descansa un perro de peluche, pero al analizar bien la estancia se puede ver un cartel del visionario Steve Jobs y otro de la película Los Becarios, en la que dos empresarios acabados logran un contrato en Google gracias a su creatividad y su visión empresarial.
Su escritorio lo coronan dos ordenadores Mac, uno de mesa y otro portátil. La única decoración de su lugar de trabajo la componen un montón de post-its para mantener la cabeza libre de recordatorios y la biografía de Jobs escrita por Walter Isaacson. Las ambiciones empresariales de Lucía pueden haber sido inspiradas por su padre, Julio Sánchez, más conocido por ser el director general de la compañía tecnológica alicantina Energy Sistem. Así, después de hartarse a desmontar  aparatos electrónicos a los 10 años, se puso a aprender a programar.
Lo logró gracias a páginas web que ofrecen cursos online gratuitos, como Khan Academy y CodeCademy, orientada exclusivamente a aprender a programar de forma  interactiva. «Cuando quiero saber cualquier cosa busco en Google, sobre todo voy a tutoriales interactivos o a YouTube. He empezado algún MOOC (cursos universitarios gratuitos online), pero no he podido terminarlos porque con el colegio no tengo tiempo», explica. A Lucía no le aburre ir a clase, pero siente que le lastra para emprender. «Me paso el día estudiando y haciendo deberes, así que no puedo dedicarle tiempo a las cosas que me gustan». Ella preferiría que en el colegio se enseñase más tecnología. «Debería ser obligatorio aprender programación y márketing, cosas útiles», sentencia la joven de 15 años, que ya tiene interiorizado que, en el futuro, esas dos habilidades serán indispensables para tener éxito.

Lucía no dejará de estudiar para poder sacar adelante su empresa. Compaginará la programación con las clases. «Me gustaría estudiar una carrera que tenga que ver con la informática y la tecnología, o Administración de Empresas», explica. Por ahora, se centrará en el colegio, en la creación de una nueva aplicación y en idear startups para páginas web.

«Me gusta mucho Crazy Block, pero lo que más me gustaría sería tener mi propia empresa en el futuro », dice Lucía con una inocencia propia de su edad, sin caer en la cuenta  de que ya tiene una, sólo le falta que le llegue el éxito.

Fuente: El Mundo

1 Comentario

  1. Comentario por:Anonimo
    Posteado en:12th May 2016
    Reply

    A la edad de 9 anos, Neha Gupta comenzo a vender vino artesanal de puerta en puerta en su comunidad para recaudar dinero para darle a los ninos huerfanos de la India, libros escolares u otros gastos para su educacion. Su idea fue creciendo hasta convertirse en una organizacion sin fines de lucro llamada

Deje un comentario

Dinos tu opinión!

Mensaje *

Nombre *

Correo electrónico *