Principal Primavera sostenible en El Corte Inglés

Primavera sostenible en El Corte Inglés

eciLos principales esfuerzos de El Corte Inglés están relacionados con el consumo de materiales, energía y agua, así como con aquellos aspectos relativos al control de emisiones de gases de efecto invernadero y la gestión de residuos. El Corte Inglés ha reducido un 35 por ciento su consumo energé- tico en el período 2008 a 2015, tras un plan de medioambiente con el que rebajó en un 31 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un 39 por ciento su consumo de agua en ese período. Todo gracias a una estrategia corporativa que piensa dos veces en cuál será el mejor producto para no dañar el medioambiente.

Así, a la hora de elegir los sistemas de iluminación han valorado aspectos como el índice de reproducción cromática, la vida útil, el diseño, los equipos auxiliares o los sistemas de regulación, control y mantenimiento, que influyen, en gran medida, en el consumo energético. Asimismo, ha añadido mejoras en las instalaciones de frío comercial del grupo, que han supuesto un ahorro del 50 por ciento en el consumo eléctrico. A ellas se añade el sistema Retrofit, que supone una mejora tecnológica de los muebles que, a su vez, permite una mejora energética.


Huella de carbono

En cuanto a la huella de carbono, la reducción de consumo ha evitado la emisión de 2.839,64 toneladas de CO2. Además, en el último ejercicio han ampliado la adquisición de energía eléctrica procedente de fuentes renovables, que ya representa un 28 por ciento del total. El Plan de Gestión Sostenible del Agua implantado por la compañía española ha reducido algo más de un 3 por ciento el consumo. Además, la empresa también ha elaborado un plan de formación específico que se imparte al personal implicado en el mantenimiento de instalaciones para optimizar la calidad de las aguas residuales.


Compromiso con el bosque

Con más de 70 años de experiencia, el grupo ha mantenido desde sus orígenes una política de servicio al cliente y un constante interés por adecuarse a los gustos y las necesidades que demanda la sociedad. Los materiales también son importantes para el grupo, por ello, los grandes almacenes en todos los edificios de España procuran consumir cada año un menor número de envases y embalajes no reutilizables. La certificación FSC (Forest Stewardship Council) garantiza la procedencia de bosques sostenibles para el papel y cartón.

Con ella, los compradores podrán encontrar ese logo en catálogos, cartelería, juguetería, muebles, embalajes, venta de entradas, y desarrollo de promociones. La campaña Vuelta al Cole de este año ha vuelto a apostar por la sostenibilidad gracias a su alianza con FSC.

De esta manera, cuadernos, carpetas y recambios de la marca exclusiva Frost contribuyen a que la regeneración natural de los bosques sea compatible con unos modelos de explotación respetuosos con sus valores naturales. Este apoyo a los bosques es un compromiso para alcanzar la deforestación neta cero para 2020, a través de la compra garantizada y distribución de productos que provienen de bosques gestionados de forma sostenible. La lucha contra la tala ilegal, la gestión adecuada de los bosques y la protección de la biodiversidad son elementos clave de la política de sostenibilidad de El Corte Inglés.

Atendiendo a la parte de residuos, la cadena separa los generados en más de 20 fracciones diferentes. Con esta segmentación se consigue que cada tipología de residuo se canalice según su naturaleza a través del gestor más adecuado para conseguir una mayor eficiencia. La meta es que sólo se destinen al vertedero aquellos residuos que no se puedan valorizar. También, el grupo se ha unido a Ecovidrio y ha activado una campaña de concienciación con sus clientes sobre la importancia del reciclaje del vidrio. Cabe destacar que los españoles reciclaron en el último año una media de 15,5 kg por habitante y 59 envases por persona. Es decir, siete de cada 10 envases de un solo uso que se ponen en el mercado fueron reciclados.

La colaboración con Ecovidrio pretende conseguir un medioambiente más sostenible y responde al compromiso de reducción del consumo energético que la empresa ha asumido hace años. Asimsimo, El Corte Inglés colabora con los planes de renovación de electrodomésticos y ha aumentado el número de contenedores de recogida de pequeños aparatos eléctricos y electrónicos, en los que ha recolectado hasta 19 millones de kilos.


Semana de la sostenibilidad

La mayor cadena de grandes almacenes en Europa y referente del comercio en España ha celebrado, durante dos años (2015 y 2016) el mes de la Sostenibilidad (a finales de junio), con acciones a favor del medioambiente destinadas a concienciar sobre el cambio climático, el desperdicio alimentario, y el apoyo al comercio justo y los productos sostenibles.

Durante ese mes, la cadena ha colaborado con Pacari (chocolates) y Copade (una ONG involucrada en el Comercio Justo y la Madera FSC) para dotar a empresas ecuatorianas de fondos con el fin de certificarse en comercio justo y bio. Además, se donó el 3 por ciento de las ventas que se produjeron de los chocolates Pacari tanto en las tiendas físicas como en la web de El Corte Inglés.

También, el mes de junio fue protagonista de diversos debates y mesas redondas bajo los títulos La educación medioambiental en el aula, El activismo, una actitud vital hecha profesión, I+D, pensar y crear futuro y Contra un cambio, el climático y un visionado del documental El legado de las Rías Gallegas, dentro de la Serie Conciencia de Tierra. Este documental (de la marca de conservas Premium) es una vía para dar a entender la importancia de respetar y preservar la riqueza natural y reforzar el compromiso con el desarrollo sostenible.

La cadena también cuenta con alimentos procedentes de agricultura ecológica; de proximidad (los denominados kilómetro cero, donde los productos son así más frescos y cercanos a los consumidores, a la vez que la huella ecológica se reduce); de comercio justo; con sello Rainforest Alliance (como helados), que asegura a los consumidores que el producto que están comprando ha sido cultivado y cosechado usando prácticas ambiental y socialmente responsables.

Asimismo, cuentan con productos que tienen sellos de pesca sostenible, por ejemplo, el bonito de marca propia Aliada. También cuentan con productos con la ecoetiqueta europea Ecolabel, que es uno de los instrumentos incluidos en el Plan de Acción Comunitario de Producción y Consumo Sostenible y Política Industrial Sostenible de la UE, por ejemplo, los artículos de limpieza. La compañía vela para garantizar la calidad y seguridad de los productos que comercializa, a través de controles de calidad en origen, protocolos sobre seguridad, análisis de conformidad y rendimiento. La compañía desarrolla procesos de homologación donde la responsabilidad social y el desempeño medioambiental juegan un papel fundamental.


Causas internacionales

El grupo está adherido a diferentes iniciativas, por ejemplo, al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Pertenece a la organización sin ánimo de lucro Business Social Compliance Initiative (BSCI), en las que los proveedores deben aceptar y asumir los principios de compromiso ético. BSCI toma como referencia las convenciones fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que vela por los derechos humanos y sindicales, la libertad de asociación, la no explotación infantil o trabajos forzados.

Además, asume las directrices del Consumer Goods Forum para una sociedad más sostenible y saludable; lleva a cabo políticas de compra responsable y sostenible en materia de productos pesqueros, papel, madera y derivados y, desde 2013, la compañía no adquiere ningún producto de angora. El grupo cuenta con un Comité de Responsabilidad Social en el que están representadas todas las áreas estratégicas. Este Comité está apoyado por varios grupos de trabajo que se encargan de las diferentes materias relacionadas con la RSE.

Deje un comentario

Dinos tu opinión!

Mensaje *

Nombre *

Correo electrónico *